Paseo por la nieve

image

Lunes 14 de diciembre de 2009, La Puebla de Híjar.

Me levanto para ir a trabajar, pero hoy hay algo que no esperaba. Ha nevado, y a las 07:45 aún siguen cayendo copos. Por las causas meteorológicas se decide guardar fiesta hoy… ¡Qué bien! Aprovecho para disfrutar de este día tan bonito. Decido salir a dar un agradable paseo para contemplar desde varios puntos el paisaje invernal. Un pregón anuncia que los alumnos del instituto tampoco van a poder ir a estudiar hoy.

Salgo a la calle sobre las 10:00. Ya ha parado de nevar hace una hora y poco. Al final, no ha sido tanto como parecía. Por el camino hasta el pueblo, me encuentro varios grupos de adolescentes jugando con la nieve. El pueblo se ve tranquilo, aparentemente todo el mundo está trabajando hoy. Tuerzo por el terrero y voy dirección al arco de San Roque, hacia la huerta. Un carbonero canta desde la valla que cerca materiales de construcción, en un abrir y cerrar de ojos cambia de ubicación a un árbol más cercano a mí y le consigo sacar una foto.

image image

image

Sigo caminando por la huerta. Hay unas preciosas vistas de La Puebla nevada.

Camino arriba hacia el montecico, observo en lo alto de un árbol un grupo de Milanos Reales. Al rato estos salen volando y sobrevuelan por encima de mi cabeza. Es característica su cola ahorquillada y sus bandas blancas en la parte inferior de su plumaje. Casi al mismo tiempo y en la lejanía observo a una bandada de aves volando en formación de “V”. Observo con mis prismáticos que se trata de Grullas, van dirección suroeste. ¿Irán a Gallocanta?

image image image

De arriba a abajo: Milanos reales posados. Milanos reales en vuelo. Bandada de Grullas en formación.

Sigo andando, y en el camino por el que transito apenas hay nieve. Puede que al pasar algún vehículo haya hecho que se funda antes. A continuación paso entre un denso cañar.

image

A medida que voy caminando, la nieve que se desprende de las cañas y otras plantas cae al suelo “tímidamente”. Algunas incluso caen dentro de mi cuello…aix que fría que está!! jaja.

Más arriba encuentro que todo está cubierto. Lo que quiero es localizar huellas, pues con los caminos nevados, es divertidísimo observar el rastro de los animales. No hay bicho que pueda pasar desapercibido con este manto en el suelo.

En seguida encuentro unas huellas de aves un tanto curiosas, y más adelante unas de un mamífero, que probablemente sean las de una garduña. He estado mirándolas bien, ya que se ven a lo largo de un buen trecho. Hay algunas más claras y otras más difusas. Pues pisa una sobre otra. Deduzco que es una garduña por varias cosas, entre ellas el que en prácticamente todas las huellas que he visto marca las uñas, cosa que el gato por el que me causaba cierta confusión las tiene retractiles y apenas las marca sino es en un barro muy resbaladizo. También he llegado a esta deducción, porque en algunas huellas como en las de la foto parece marcar cinco dedos. Otra evidencia considerable, es la medida de la huella, ya que podría llegar a confundirla con una gineta, pero la gineta tiene 4 dedos, los cuales están más separados de la palma y son de mayor tamaño.

image image image

Luego subo al montecico para contemplar la puebla y alrededores desde lo alto. Se aprecia el sistema ibérico todo blanco. Urrea de Gaén, Samper de Calanda, Híjar… En la carretera nacional 232 no paran de pasar vehículos. Desde aquí se aprecia como empieza el cierzo a soplar. Más al norte por el monte de la puebla, se ve como no ha nevado, y aquí en el pueblo, la nieve ya empieza a escampar.

image image image

Me dirijo hacia Samper. En el camino detecto a las cogujadas, y descubro por casualidad el curioso rastro que éstas dejan en la nieve con su uña posterior tan alargada, característica de los aludidos.

Cogujada

 Rastro

Detalle

Más adelante contemplo el pueblo de Samper de Calanda, que también está cubierto por un manto blanco. La nieve se va deshaciendo a mi paso. Tenía la intención de acercarme al río, pero al llegar a la vía antigua decido pasar el túnel dirección La Puebla. En este tramo del camino me encuentro a una hembra de colirrojo tizón que está buscando comida, y a la vez está sorteando al caminante que cruza por su “plato”.

image

Al otro lado del túnel, habiendo cruzado en pocos metros el puente de la “Torica”, encuentro una huella de jabalí en el barro.

Hasta llegar a casa, me topo con una hembra de tarabilla común y un petirrojo que andan juntos. También me encuentro con un par de cuervos sobre el arbolado de la acequia madre y un alcaudón real posado sobre un chopo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s